Categories En La Mafia...

5 tipos de amigos que te arrepientes de invitar a comer

Posted on
0

¡Qué levante la mano aquel que nunca se haya arrepentido de invitar a un amigo a comer! Es algo que a todos nos ha pasado: quedas para comer con un amigo y acabas preguntándote por qué se te ocurriría invitarlo precisamente a él con lo bien que hubieras estado tú comiendo solo tan ricamente. Y es que hay algunos amigos que dan para escribir un libro.

En La Mafia se sienta a la mesa hemos identificado a los 5 tipos de amigos que hacen que cualquiera se arrepienta de invitarlos a comer. Te decimos cuáles son sus características y comportamientos para que puedas huir de ellos tan pronto como muestren signos de su verdadera personalidad:

  • El que se come tu pizza – “¡Quita bicho las manos de mi pizza!” es lo que sientes ganas de gritarle a este tipo de amigo. Todo empieza cuando llega se sienta, mira la carta y te dice: “pues yo la verdad es que no tengo mucha hambre, mejor me pido algo ligerito”. Tú lo miras extrañado pero le dices que vale y te pides una pizza enterita para ti, con la que has estado soñando todo el día. La sorpresa llega cuando después tu “amigo” se come su plato en menos de cinco minutos y empieza disimuladamente a coger trozos de tu pizza “para probarla”. Se acaba comiendo más de la mitad y al final eres tú él que se queda con hambre, porque desde luego él no.

Tipos amigos La Mafia se sienta a la mesa: Odio eterno a todos los amigos que se comen tu pizza.

  • El que olvida la cartera – “¡Oh no! Me he olvidado la cartera en casa” es una de las expresiones que hacen saltar la alarma de gorrones. ¿Quién queda a comer con alguien y no se acuerda de llevar la cartera? Te lo decimos claramente aunque duela: aquel amigo que quiere que pagues tú.
  • El que quiere compartir postre – Si eres de los que siempre guarda un espacio para el postre sabrás de lo que estamos hablando porque en este grupo hay tanto amigos como novias/os que al ver la carta de postres te dicen con una sonrisa: “¿Compartimos?”. ¿Y cómo le vas a decir que no? Por mucho que tú quieras un postre para ti solito te puede tu buena educación y acabas aceptando. Aunque luego siempre te arrepientas, claro.
  • El que pide por tres y quiere que paguéis a media – “Uf tengo un hambre” te dice tu amigo mientras empieza a pedir platos como si no hubiera un mañana. Tú, que has desayunado bien, te pides un solo plato. Hasta ahí todo normal. El problema llega con la cuenta cuando tu amigo suelta el temido: “Pagamos a media ¿no?”. “Claro, porque a ti te conviene más que has comido por tres”, respondes mentalmente pero decides hacer de tripas corazón y no perder una amistad por unos cuántos euros de más.
  • El que te obliga a pedir lo que él quiere – Sin duda, este es de los peores tipos de amigos a los que puedes invitar a comer. Parece que tiene un sensor para leer la carta en menos de 10 segundos cuando a ti apenas te ha dado tiempo a pasar de la primera página y enseguida te dice “¿Qué te parece si pedimos un plato de pasta y otro de meatballs para los dos?” añadiendo a continuación algún tipo de excusa como que algo no le gusta, que justo comió pizza o lo que sea que se le ocurra para hacerte aceptar su elección y que acabes pidiendo exactamente lo que él quiere. “¡Pero sí tu querías pizza para que cedes!” te dice tu conciencia mientras comes otra cucharada de pasta. Ay, esos amigos… ¿Qué no haríamos por ellos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *