La Mafia, nueva carta 2013

¡De estreno! Como todos los años por estas fechas la franquicia de restauración italiana presenta una nueva carta con una oferta gastronómica cada vez de mayor calidad.

La puesta en escena con la Rosa como protagonista en la portada y el nuevo formato de la carta, de gran tamaño, suponen una sorpresa y un guiño a la 1ª carta que la franquicia presentó en el año 2000. Aunque las verdaderas sorpresas se descubren al probar muchos de los nuevos platos que se ofrecen.

carta 2013 la mafiaTodos aquellos que han saboreado las nuevas propuestas que aquí se presentan han quedado maravillados. Los nuevos entrantes con nuevas opciones de huevos rotos con Gula del Norte, las nuevas ensaladas en especial la de Mozzarela fresca di Bufalla y gelato di Albahaca, las pastas rellenas como Saccotini di Pera y Taleggio o el Cuore Nero di Salmone, novedosas Pizzas con singulares ingredientes como trufa, alcachofa, boletus . . . rissotos que superan, era difícil hacerlo, a sus predecesores, al menos en aromas y texturas como Zócalo de arroz al tartufo o rissoto de azafrán con verduritas. Si añadimos nuevas propuestas en refrescos con Coca Cola a la cabeza o nuevos vinos como el Clericuccio, Riojas o Riberas del Duero, la oferta completa es escandalosamente atractiva, variada y económica, ya que el precio sigue siendo una sorpresa positiva para todos los clientes que visitan Las Mafias. Importante reseñar que las raciones siguen siendo muy generosas y se recomienda compartirlas.

Como guinda a este pastel cabe mencionar la nueva carta de postres que la cadena presenta, muy renovada y como apuesta fuerte de la marca, con presentaciones y sabores atípicos propios de cocina de muy alto nivel. Cafés e infusiones originales y una singular propuesta de Gin Tea Tonics para cerrar la velada.

Por si eran pocas novedades, La Mafia ha incorporado códigos QR en cada una de las familias ofertadas dónde se recoge información adicional y nutricional de los platos, para que lo clientes conozcan en detalle la composición de los mismos. Impresionante colofón a una carta que cautivará a quienes la degusten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *