Categories Otros

La pasta “al dente”, ideal para los deportistas

Posted on
0

Amamos el deporte y adoramos la pasta. Aunando lo mejor de ambos mundos no podemos sino recomendar la pasta al dente para los deportistas. ¿Quieres saber por qué? ¡Vamos por partes!

¿QUÉ ES LA PASTA “AL DENTE”?

Se denomina al dente al estado de cocción de la pasta que, una vez cocida, ofrece una suave resistencia al ser mordida. La pasta queda de este modo firme pero no dura. La denominación proviene del italiano, idioma en el que la expresión significa precisamente: al diente.

¿POR QUÉ LA PASTA “AL DENTE” ES LA MEJOR OPCIÓN PARA LOS DEPORTISTAS?

La pasta cocinada al dente tiene un menor índice glucémico que si está cocida en exceso. Esto implica que con la pasta al dente los hidratos de carbono se liberan de forma progresiva a la sangre. Con este dato lo entenderás mejor: unos spaghetti hervidos durante 5 minutos tienen un índice glucémico de 45, mientras que si esos mismos spaghetti se hierven 10 minutos más, hasta alcanzar los 15, tienen un índice glucémico de 61. Esto se traduce en que la pasta al dente tarda más en digerirse, pero también que los niveles de glucosa tardan más en ascender. Por ello, este tipo de cocción es ideal para personas que realizan una actividad física exigente: la pasta cocinada al dente hace que puedan rendir durante más tiempo.

Ejercicios de larga duración, como una maratón o una carrera ciclista, requieren que el cuerpo mantenga estables los niveles de glucosa. Con la pasta “al dente”, el propio organismo administra sus reservas y va liberando los hidratos de carbono de la pasta de forma progresiva. En cambio, si la pasta queda demasiado cocida, el índice glucémico es superior y la glucosa llega antes a la sangre. En este caso, el deportista puede correr el riesgo de cansarse antes de tiempo.

Sorrentino de Osobucco & Salsa Mediterránea, deliciosa propuesta de La Mafia se sienta a la mesa                                                                                 

Ahora que ya te hemos convencido… ¿pasamos a los fogones?

¿CÓMO COCINAMOS LA PASTA AL DENTE?

En primer lugar, hay que utilizar la cantidad de agua apropiada, esto es, un litro por cada 100 gramos de pasta. Una vez puesta la cantidad de agua necesaria en una olla, se puede añadir un chorrito de aceite de oliva y llevar a ebullición, cuando rompe a hervir se añade la sal y cuando el agua está hirviendo, se añade la pasta. Lo ideal para reconocer si está “al dente” es probarla. Sacamos una muestra y la partimos la mitad. Si en el centro el color es diferente y notas que está un pelín dura, ¡corre a apagar el fuego!: tu pasta está lista. ¿No te convence el método? ¡Puedes recurrir a un clásico! Lanza un spaghetti contra la pared y si se queda pegado, voilà, tu pasta está al dente. Sencillo, ¿verdad?

Ya sabes cómo cocinar la pasta al dente y los beneficios que tiene, ponle imaginación y crea deliciosas recetas, seguro que en la extensa carta de salsas de La Mafia se sienta a la mesa encuentras inspiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *