El trabajo que supone una carta nueva.

Trabajo de realización de una carta nueva anual.

Los clientes y franquiciados el tribunal más exigente.

Ya tenemos carta nueva del 2017 atrás han quedado 6 meses de trabajo que quedan expuestos al escrutinio de unos y otros, franquiciados y clientes, qué sera el tribunal más duro. Como en un proyecto fin de curso nos hemos preparado a conciencia, nos hemos documentado bien, hemos bebido de las mejores fuentes (franquiciados), solicitado consejo en las partes que necesitaban de expertos y la carta está ya en vuestros restaurantes. En octubre empezamos a trabajar en este proyecto. No es solo una cuestión de diseño crear una carta nueva, paralelo a la concepción creativa de la carta, muy importante pues la carta es lo 1º que ve el cliente al sentarse en la mesa de nuestros locales, va toda una seria de cuestiones a tener en cuenta a las que tratamos de dar solución. Preguntamos a los franquiciados donde podíamos mejorar, que aspectos debíamos tener en cuenta. Nos pusimos en los zapatos de los clientes para intentar saber que les podríamos ofrecer. Con ventas y operaciones analizamos datos de los platos con más ventas, los que más margen dejan, la operatividad de los platos viejos y los que queríamos introducir, y se analizan todos los platos desde distintos prismas. Mientras desde operaciones se negocia con proveedores existentes y otros, se trata de conseguir los mejores precios y se aplican a la carta. No es un proceso sencillo. Sobre todo si eres una marca como La Mafia se sienta a la mesa que no vas a abandonar la calidad que ofreces a tus clientes y franquiciados por un descuento o reducción de precio. Se desestiman proveedores, cientos de bocetos, se buscan soluciones conceptuales para tener una carta distinta, innovadora y de calidad. Se habla con expertos del sector que pueden aconsejarnos o darnos su opinión, se consulta la parte legal y sus implicaciones, se presentan variaciones de papeles, acabados, tintas, texturas y presupuestos. Y después de todo esto y con una inversión cercana al doble de lo destinado al año pasado se presenta en la convención ante todos los franquiciados que están deseando ver el arma que van a tener para enamorar a esos clientes que vienen cada día a sus restaurantes o a los nuevos que queremos captar. Se entrega el proyecto final en el que se aúna todo: calidad de producto, diseño, innovación, novedades, legislación y por encima de todo contentar a nuestros clientes diarios y franquiciados que son en definitiva los jueces mas severos.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *