Categorías Nutrición

¿Qué es la focaccia? Historia, origen y tipos de este pan italiano

Publicado el

La gastronomía italiana es una de las más internacionales, pero además es una de las que más gusta por sus platos y recetas. Y, entre ellas, una que tiene mucha tradición es la del pan focaccia. En este artículo te explicamos qué es la focaccia, su historia, origen y sus tipos.

¿Qué es una focaccia?

¿No sabes qué es la focaccia? La focaccia es un pan plano, de no más de un dedo, y para ser perfecta debe estar un poco tostada a la vez que crujiente por fuera, y suave y esponjosa por dentro. Sin duda, uno de los panes italianos más famosos cuya textura y sabor hacen que se pueda comer tanto sola como acompañada de quesos o embutidos, entre otros fantásticos platos de la cocina italiana.

Y es que este pan italiano o focaccia está normalmente cubierto de hierbas (tomillo, romero, albahaca, orégano, etc.) y otros alimentos como olivas negras, tomates, quesos, cebollas… pero también de frutas o azúcar.

Aunque está disponible tanto su versión salada como dulce, la primera es la más común entre los diferentes tipos de focaccia. 

Focaccia

Historia y origen de la focaccia

La historia de la focaccia, según se apunta, nos remonta a la zona de Génova, la capital de la región de Liguria. Aunque no se sabe con exactitud cuándo. Hay documentos que indican que su receta podría haber aparecido hace 1.000 años aproximadamente, y que era frecuente oler su aroma durante la Edad Media por cualquier calle de esta ciudad. 

La focaccia se convirtió en un imprescindible en la vida de los habitantes de Génova. En parte, debido a que era un alimento delicioso, económico y saciaba a los hambrientos.

No obstante, hay otros historiadores que apuntan que los orígenes de la focaccia son milenarios. En concreto, que proviene de los etruscos o antiguos griegos. Sea como fuere, este pan italiano horneado con hierbas llegó para quedarse.

Tipos de focaccia

Ya sea dulce o salada, rellena de queso, acompañada con hierbas provenzales, hortalizas o embutidos o, junto a platos italianos para acompañar a la focaccia, este pan plano se ha convertido en un producto estrella de la gastronomía mediterránea. Y, solo en Italia, encontramos multitud de recetas y formas de elaborarla. 

La focaccia se puede comer tanto de día como de noche. Veamos algunos de los tipos más famosos de este producto italiano:

Focaccia genovese

O focaccia genovesa. El origen de la focaccia genovese es evidente. Típica de esta ciudad, y presente en toda la región de Liguria, lleva cebolla, salvia y romero. ¡Perfecta para el aperitivi!

Focaccia romana

También conocida como focaccia bianca romana. Un emblema de la ciudad eterna. Es suave y crujiente, y se caracteriza porque la masa lleva mucha agua.

Focaccia ligure

Es uno de los tipos de pan italiano o focaccia más famosos. Su masa es muy esponjosa y reluce, ya que lleva una salmuera que se unta antes de su horneado.

Focaccia italiana

Focaccia dolce

Su nombre ya nos lo dice todo. Propia del norte de Italia, se acompaña con azúcar, frutas, pasas o miel.

Focaccia veneciana

O focaccia veneta. Similar al pandoro o al panettone, es típica de Pascua. 

Focaccia pugliese

Y del norte al sur. Además de llevar sémola y patata en su masa, la focaccia de Apulia contiene olivas, orégano y tomates cherry.

Sfincione palermitano

Por su parte, esta última focaccia se diferencia porque está cubierta de tomate, anchoas, cebolla, queso y pan rallado.

Diferencias entre la focaccia y la pizza

Pese a tratarse de dos masas con los mismos ingredientes, la focaccia y la pizza no son lo mismo. Estas son las diferencias entre este tipo de pan italiano y la pizza:

  • Grosor: Una focaccia es mucho más gruesa que una pizza, por lo que su horneado es mayor.
  • Forma: Mientras que la focaccia es un pan plano en forma rectangular, normalmente las pizzas son redondas.
  • Ingredientes: La versión clásica de la focaccia no necesita de otros ingredientes como la salsa de tomate o el queso, con la sal y el aceite y las hierbas aromáticas es suficiente. En cambio, una pizza no es nada sin sus toppings.
  • Función en la mesa: En la cocina italiana, la pizza es un plato principal a diferencia de la focaccia, que se come como acompañamiento o snack.

¿Cómo se hace una focaccia?

Para la preparación de la masa de una focaccia no se necesitan más de cinco ingredientes, eso sí de primera calidad: harina, agua tibia, aceite de oliva virgen extra (el oro líquido), levadura fresca y sal.

En ocasiones, este delicioso pan se cubre de hierbas aromáticas, otras con queso o también con tomates frescos y aceitunas. Con el tiempo se ha ido ampliando el abanico de recetas de focaccia muy ricas.

Si quieres saber más sobre cómo hacer una focaccia italiana, no dejes de visitar este enlace.

¿Dónde se consume este pan de origen italiano?

La focaccia italiana ha traspasado fronteras. Ya no solo los italianos se deleitan con su sabor. Sin ir más lejos, en Argentina encontramos las focacce ligures, traídas con los inmigrantes genoveses. De hecho, existen variedades que se denominan fugazzettas o fugazzas. Sin movernos del continente, en Uruguay a las focaccias se les llama ligur figasa.

Por otro lado, este pan italiano se deja también ver en países como Perú, Venezuela, Chile, Costa Rica o España, entre otros.

Pan focaccia

No te quedes sin probar las focaccias de nuestros restaurantes italianos

Y la focaccia es también un must en la carta de La Mafia se sienta a la mesa. Puedes probar como aperitivi con nuestros sticks crujientes de focaccia o, si lo prefieres, tenemos antipasti elaborados con focaccia: nuestras sardine marinate sobre focaccia pomodoro y vinagreta de frutos secos, así como la focaccia con pomodorini e burrata.

Disfruta ya del pan de focaccia en nuestros restaurantes italomediterráneos. ¡Te esperamos!