Categories En La Mafia..., Nutrición

¿Sabes diferenciar entre los distintos tipos de café preparados en Italia?

Posted on
0

Tomar café en Italia es una tradición muy arraigada y se ha convertido en una bebida imprescindible para muchos, y además es habitual que se consuma varias veces al día, pero como en todo, no hay una única forma de prepararlo ni de presentarlo, y de ello dependerá el que se le llame de una u otra manera.

Te hablamos de algunos de los tipos de café italianos que puedes disfrutar en ‘La Mafia se sienta en la mesa’ y sus principales características:

cafés italianos - ¿Sabes diferenciar entre los distintos tipos de café preparados en Italia?

Este se caracteriza por ser un café solo que se sirve en taza pequeña, y que los amantes de esta bebida, suelen consumir sin azúcar ni ningún tipo de edulcorante para disfrutar de todo su sabor. De hecho, es probable que, para quienes llegan desde fuera de Italia les parezca un café muy corto, no obstante los italianos, si quieren tomar más, no lo piden doble, sino que cuando acaban el primero, toma otro.

Los amantes del sabor fuerte, optan por este café. Este café preparado en Italia, es aún más concentrado que el anterior a pesar de estar preparado con la misma dosis de café. El secreto, cortar el agua a mitad preparación.

  • Café Macchiato

Este tipo de café es para quienes prefieren acompañar el sabor con un poco de leche, eso sí, la cantidad es pequeña, debe caber en la misma taza de café que se toma el espresso, y siempre ha de tener su espuma.

  • Café latte.

Sí, este podría decirse que es similar a lo que aquí se conoce como una café con leche, pero con algunas peculiaridades.

Este se prepara con café espresso, al que se le añade leche al vapor. En líneas generales la proporción de uno y otro suele ser de un tercio de espresso, dos tercios de leche calentada, y por supuesto, que no falte un centímetro de deliciosa espuma. Todo ello, servido en una taza algo más grande. ¡Delicioso!

  • Cappuccino.

Todo un clásico italiano al que se suele confundir en muchas ocasiones con el café latte, no obstante, también tiene diferencias que varían su sabor final, y en esta ocasión no es la proporción de café y leche, sino de esa espuma que lo hace tan peculiar, la cual ocupará en la taza la espuma un ½ en el superior de la misma.

Sin duda, preparar cafés italianos, es todo un arte que en nuestros restaurantes tenemos controlado.

¿Cuál es tu preferido?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *