Categorías Nutrición

Receta de Bruschetta italiana paso a paso: Fácil y deliciosa

Publicado el

¿Quieres aprender una receta sencilla, que nunca defrauda, ni en los paladares más exquisitos? Sí, hablamos de la bruschetta italiana. La reina de aperitivos y cócteles. Un aperitivo italiano que se prepara con ingredientes naturales y mediterráneos y es muy refrescante y saludable. 

Sigue leyendo este post y descubre esta receta de bruschetta italiana. ¡Realmente tiene un sabor espectacular!

¿Qué es una bruschetta?

Si te preguntas qué es una bruschetta, explicarte que es uno de los antipasti más populares y tradicionales de Italia. Tiene un origen humilde. Nace como ‘plato pobre’ creado por los campesinos para aprovechar el pan duro y lograr que durara más para consumirlo.

Así, la bruschetta italiana no es otra cosa que tostadas, fáciles de preparar y acompañadas con todo tipo de productos. Pero eso sí, ¡el chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima nunca falta!

Lo habitual en Italia es servir la bruschetta como aperitivo al comienzo de la comida. Cabe destacar que la preparación de la bruschetta se hace por regla general en un tipo de horno especial denominado “brustolina”. Aunque también puede hacerse en hornos tradicionales.

Bruschetta italiana

Ingredientes para hacer una bruschetta italiana

En primer lugar, la preparación de la bruschetta italiana es muy sencilla, pero exige atención y por supuesto utilizar exclusivamente ingredientes italianos de la más alta calidad. En nuestro caso, vamos a hacer una bruschetta al pomodoro, por ello solo vamos a emplear:

  • Pan (y si te apetece darle un toque especial, puedes emplear focaccia)
  • Tomates
  • Mozzarella
  • Hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo
  • Sal

Receta paso a paso de bruschetta italiana

¿Quieres aprender la receta original de bruschetta? Sigue estos pasos y descubre cómo elaborar un aperitivo de diez, rápido, fácil y que seguro que enamora a tus invitados. 

1. Empezamos con el pan

¡Una de las partes más importantes! Para hacer la Bruschetta, sí con mayúsculas, hay que coger uno bueno para tostar. Así, lo primero de todo es elaborar las rebanadas de pan tostadas. Para ello, habrá que cortarlo además de tostar el pan en el horno o tostadora.

En la receta de bruschetta tradicional, el pan se corta en rebanadas de 2 cm. ¡Tú hazlo como más te guste!

Bruschetta

2. Más ingredientes para nuestra bruschetta de tomate

Vamos a hacer una bruschetta caprese. En efecto, llevará los mismos ingredientes que la famosa ensalada italiana. Dicho esto, comenzamos lavando los tomates y cortándolos a cubitos. Colocamos los tomates en un bol y los sazonamos con las hojas de albahaca, aceite de oliva virgen extra y sal. ¡Riquísimo! 

En cuanto a la albahaca, lo mejor es que sea fresca y no seca. El sabor y aroma de la fresca es mucho más potente. ¡Quedará perfecta para tu bruschetta con tomate! 

En este sentido, un buen tomate San Marzano sería ideal; pero si no tienes disponible, apuesta por una variedad de calidad como el rosa, el corazón de buey o, si lo prefieres, unos tomates cherry. ¿Otra idea que te sugerimos para tu bruschetta? Tomates secos.

3. No te olvides de la mozzarella

La mozzarella fresca siempre va bien con cualquier plato, también con la bruschetta. De este modo, cortamos la mozzarella en cubitos y la mezclamos con los tomates. En este punto, y si eres fan del picante, puedes añadir una pizca de pimienta negra molida, ¡le quedará genial!

4. Montamos la bruschetta tradicional, ¡y a comer!

Ya tenemos todo. Solo queda montar nuestra bruschetta italiana. Para el pan, vamos a pelar un diente de ajo y a frotarlo sobre el pan en rebanadas. De este modo, aportamos más aroma y sabor al plato.

Cubrimos las rebanadas con la mezcla de tomates, albahaca y mozzarella y las servimos. Fácil, ¿verdad? ¡Pues saben todavía mejor!

Pero esta no es la única forma de preparar la bruschetta. Existen muchas variedades de bruschetta italiana. De hecho, cada región del país aporta un toque personal. Te contamos algunas de las muchas formas que puedes preparar tu bruschetta italiana. 

¿Cómo puedo disfrutar de este plato? Sugerencia de presentación y consejos

La bruschetta también se puede preparar con mozzarella y con jamón de Parma, con alcachofas y queso Parmigiano Reggiano o con habas y queso Pecorino. Sin ir más lejos, en Toscana (donde la bruschetta se denomina fettunta) se elabora con carnes y embutidos o en la región de Apulia se suele condimentar con tomates secos. En cambio, en Sicilia se prepara con los dulces y pequeños tomates de Pachino.

Pero, insistimos, hay mil y una formas de hacer tu bruschetta. Por aquí van algunos ejemplos de bruschetta:

  • Bruschetta de queso de cabra y cebolla caramelizada
  • Bruschetta di speck
  • Bruschetta napoletana (con anchoas, tomate y unos brotes verdes)
  • Bruschetta con nduja 
  • Bruschetta con jamón ibérico, pimientos asados y rúcula
  • Bruschetta con carpaccio, higos y queso

Receta de bruschetta

Descubre la cocina italo-mediterránea de La Mafia se sienta a la mesa

Tanto en su versión clásica como en sus múltiples variaciones, la bruschetta es un aperitivo fresco, simple y delicioso que se puede preparar en minutos y disfrutar en cualquier época del año. ¿Vienes a probar la bruschetta de La Mafia se sienta a la mesa?

En la carta de La Mafia tenemos nuestra bruschetta de sardine marinate sobre focaccia pomodo y vinagreta de frutos secos que es deliciosa y luego una versión con focaccia también al pomodorini e burrata. Lleva speck, tomate reposado, rúcula y aceite de pesto. ¡Así cualquiera entra en hambre!